Juego de palabras: Acreditación, Certificación, Homologación

Acreditación, certificación y homologación son conceptos que habitualmente oímos y utilizamos en relación con el ámbito normativo de Calidad. Sin embargo, pocas veces nos paramos a pensar en las similitudes y diferencias que hay entre ellos. Tal vez por ello, son muchas las ocasiones en las que nos vemos inmersos en un juego de palabras, con más o menos suerte de acertar con el término correcto.

Analizar el significado de cada uno de ellos nos ayudará a identificar las diferencias entre acreditación, certificación y homologación.

 
  • Acreditación: «Es la herramienta establecida a escala internacional para generar confianza sobre la correcta ejecución de un determinado tipo de actividades denominadas Actividades de Evaluación de la Conformidad y que incluyen ensayo, calibración, inspección, certificación o verificación entre otras. En general cualquier actividad que tenga por objeto evaluar si un producto, servicio, sistema, instalación, etc. es conforme con ciertos requisitos puede estar sujeta a acreditación. Dichos requisitos pueden estar establecidos por ley y tener por tanto carácter reglamentario o estar especificados en normas, especificaciones u otros documentos de carácter voluntario» (fuente: ENAC).
  • Certificación: Es el resultado de un proceso por el cual los auditores o evaluadores de la empresa certificadora examinan la conformidad de ese producto o servicio según los requisitos de la norma (varias fuentes).
  • Homologación: «Es la verificación del cumplimiento de determinadas especificaciones o características» por parte de una organización o una autoridad oficial (fuente: AEC).
 
«Las acreditaciones, certificaciones y homologaciones se perfilan como un aspecto fundamental para la industria metal-mecánica y para sectores de alta exigencia como la automoción, el aeronáutico, el ferrocarril, el naval, la máquina herramienta o el sector energético, sujetos todos ellos a importantes requisitos de Calidad.»


Si estas definiciones siguen sin aclararnos si nuestro producto, servicio o sistema está acreditado, certificado u homologado, lo explicaremos de otra forma para ayudar a diferenciar los conceptos.

Si una organización (entendiendo por organización empresa, centro, institución etc.) está acreditada significa que los requisitos de la norma que le aplican han sido verificados y aprobados por una entidad de acreditación. Generalmente, cada país cuenta con una única entidad de acreditación. En este listado recopilado por European Accreditation se recogen las principales entidades de acreditación existentes en Europa por países. 

Del mismo modo, también se denomina acreditación al cumplimiento de los modelos de evaluación normativo-administrativos internacionales de sectores específicos, como por ejemplo el sector aeronáutico, con la acreditación Nadcap, o el sector ferroviario, con la acreditación IRIS, entre otros.

Cuando una organización está certificada significa que ha sido una entidad certificadora la que ha comprobado que los requisitos de la norma que le aplican han sido verificados. Para que una entidad certificadora pueda certificar a una organización, la primera debe haber sido previamente acreditada por alguna entidad de acreditación que haya verificado y aprobado su competencia para certificar a terceras organizaciones. En este caso, es habitual que en cada país haya más de una empresa certificadora. Entre las más conocidas de nuestro entorno encontramos algunas como AENORBUREAU VERITASSGSTÜV- RHEINLANDEQA, etc.

Figura 1: Ciclo de acreditación y certificación.

Por su parte, la homologación generalmente se obtiene de la mano de una organización que requiere de unas condiciones o especificaciones concretas para poder establecer una relación laboral con otra organización proveedora de algún servicio o producto. En este caso, los requisitos aplicables los verifica y los aprueba la organización cliente, es decir, la receptora del producto o servicio en cuestión.

Sin duda, las acreditaciones, certificaciones y homologaciones se perfilan como un aspecto fundamental para la industria metal-mecánica y para sectores de alta exigencia como la automoción, el aeronáutico, el ferrocarril, el naval, la máquina herramienta o el sector energético, sujetos todos ellos a importantes requisitos de Calidad

Finalmente, a modo ilustrativo sobre la convivencia de acreditaciones, certificaciones y homologaciones, podemos tomar como ejemplo el caso del Centro de Investigación Metalúrgica IK4-AZTERLAN, que se encuentra: 

  • Acreditado por ENAC para certificar ensayos del sector industrial como son los ensayos físico-químicos, metalográficos, no destructivos y de corrosión de materiales del sector metalúrgico a las organizaciones que lo requieran, de acuerdo a la norma UNE-EN ISO/IEC 17025

Figura 2: El Centro Tecnológico IK4-AZTERLAN está acreditado para certificar los ensayos de sus clientes.

  • Acreditado por Nadcap para la realización de ensayos para el sector aeronáutico «Materials Testing Laboratory».
  • Homologado por Airbus, Sikorsky y Renault, quienes garantizan a toda su cadena de suministro que el servicio ofrecido por el Centro de Investigación Metalúrgica IK4-AZTERLAN es conforme a los requisitos de su cliente.



Para concluir con este juego de palabras nos queda mencionar que, como Centro Tecnológico enfocado a la generación y transferencia de conocimiento para la mejora de la competitividad de la industria metal-mecánica, en IK4-AZTERLAN estamos trabajando en la implantación de un Sistema certificado de Gestión de la I+D+i de acuerdo con la norma UNE 166002 que, a buen seguro, nos permitirá consolidar el proceso de mejora continua del Centro.

 

Maider Arejolaleiba. Sistemas de gestión y calidad
Maider Arejolaleiba

Coordinadora de sistemas de gestión

Atrás

Contacta con Maider.

¿Cómo podemos ayudarte?

Mantente informad@ de la actividad de AZTERLAN

¿En qué idioma quieres recibir la información?

Mantente informad@ de la actividad de AZTERLAN

¿En qué idioma quieres recibir la información?