Centro de Investigación Metalúrgica

  • 21 de febrero de 2019

El proyecto SUSPIRE desarrolla un sistema avanzado de gestión para la recuperación y uso eficiente de energía en procesos de alta demanda energética

El Proyecto SUSPIRE tiene como objetivo crear un sistema integrado de recuperación (equipamiento y metodología), que permitirá conseguir un ahorro energético global del 20% en la empresa de microfusión PRECICAST BILBAO.

En procesos de alto consumo energético, una cantidad significativa de la energía se pierde durante los diferentes pasos del proceso. Para abordar este problema, el consorcio internacional del proyecto SUSPIRE desarrolla un sistema de recuperación energética que, combinado con el proceso de fabricación, recuperará energía de las corrientes de calor y aumentará las actuales tasas de recuperación energética mediante el uso de materiales de cambio de fase (PCM, Phase Change Materials) y de fluidos de transferencia térmica (HTF, Heat Transfer Fluids).

El demostrador del proyecto se está llevando a cabo en la empresa PRECICAST BILBAO, donde el equipo de trabajo espera ahorrar un 20% del consumo energético global de la compañía. El resultado de este proyecto es aplicable a otras empresas intensivas en consumo energético a nivel internacional.

Entre los principales avances realizados hasta la fecha, destaca la creación de un sistema avanzado de gestión de datos que correlaciona el proceso de fabricación y el consumo energético óptimo, que permitirá hacer un uso más eficiente de la energía. En palabras de Fernando Santos, investigador en IK4-AZTERLAN y coordinador técnico del proyecto, “hemos desarrollado un software para controlar las variables e indicadores clave del proceso, que nos permite conseguir los mejores resultados en eficiencia energética sin perjudicar el proceso de fabricación y sin afectar a la calidad final del producto”.

El consorcio del proyecto también ha creado un intercambiador de calor a alta temperatura con un concepto de superficie de alta transferencia para incrementar la recuperación energética, así como un intercambiador de calor a baja temperatura que actuará como búfer energético asistido por un PCM orgánico, capaz de acompasar intercambio energético y demanda energética. Además, se ha instalado un sistema de acumulación de energía térmica y una innovadora red de sensores que permite controlar temperatura, humedad y velocidad del viento.

El consorcio del proyecto ha presentado recientemente los avances de este destacado proyecto en el encuentro sobre eficiencia energética dirigido a contratistas de las industrias de procesamiento, organizado por EASME.

El proyecto SUSPIRE está financiado por el programa H2020 de la Unión Europea para la investigación, el desarrollo tecnológico y la demostración bajo el acuerdo de financiación 680169.H2020-EE-2014-2015/H2020-EE-2015-1-PPP

Heat exchanger for energy savings

Sistema de almacenamiento térmico e intercambiador desarrollados en el seno del Proyecto SusPIRE.