Centro de Investigación Metalúrgica

  • 2 de julio de 2018

Profesionales de la industria metal-mecánica comparten experiencias avanzadas y nuevos desarrollos tecnológicos para mejorar la eficiencia energética de procesos industriales

Enmarcado en seno de la “European Sustainable Energy Week 2018”, este destacado marco de trabajo ha permitido compartir estrategias avanzadas de eficiencia energética en la industria metal-mecánica, relacionadas con la recuperación de calor residual, la geotermia Y la reutilización de residuos industriales en aplicaciones energéticas.

El 28 de junio tuvo lugar en el Centro de Investigación Metalúrgica IK4-Azterlan la jornada “Innovación para una industria energéticamente eficiente”, enfocada a presentar a profesionales de la industria metal-mecánica y de otros sectores intensivos en consumo energético, diferentes innovaciones desarrolladas para la optimización de la eficiencia energética. La jornada tenía como objetivo acercar a la industria casos prácticos de innovaciones llevadas a cabo en proyectos de colaboración entre empresas industriales y agentes de innovación, para hacer visible el amplio abanico de posibilidades de mejora existentes en este terreno.

Como indicaba Fernando Santos, investigador de IK4-AZTERLAN, “la principal dificultad para desarrollar e incorporar innovaciones que fomenten un consumo energético más eficiente, reside en que no existe ninguna solución global aplicable a todas las empresas. Por el contrario, cada proceso productivo es único y requiere de un análisis personalizado para evaluar su potencial, sus necesidades, sus puntos de mejora y las soluciones energéticas que mejor se ajusten a las mismas. El requisito fundamental es que cualquier innovación que se proponga o se desarrolle, no afecte negativamente al proceso de producción y si es posible, incluso aporte mejoras al mismo. Por esta razón, hemos querido presentar a los asistentes casos de éxito que hagan que la industria pierda el miedo a innovar para un mejor aprovechamiento de sus recursos energéticos”.

Vertebrada, principalmente, en torno a los casos prácticos desarrollados en los proyectos europeos Suspire y Reslag, la jornada acogió ponencias de organizaciones de carácter internacional como DOW Material Sciences, MET Modern E – Technologies, TELUR Geotermia y Agua, S.A., CIC ENERGIGUNE, IK4-TEKNIKER, EVE (Ente Vasco de la Energía) e IK4-AZTERLAN.

Energy Day eficiencia energetica industria metalurgica

Ponentes de la jornada.

Así transcurrió la jornada sobre eficiencia energética

Tras una bienvenida a cargo del investigador de IK4-Azterlan Fernando Santos, la jornada partió con la intervención de Jesús Mª Casado, del área de energías renovables y aprovechamiento de recursos del EVE (Ente Vasco de la Energía), quien realizó un repaso de la evolución del consumo energético en la CAPV desde la década de los 80 hasta la actualidad. Casado destacó que “desde 1982, se ha alcanzado un nivel de ahorro equivalente al 42% de la demanda energética actual” y que en Euskadi todavía queda margen de aprovechamiento de las energías renovables, “a pesar de tener un potencial limitado”. Sin embargo, el representante del EVE indicó que la industria ha ido perdiendo peso como consumidor final, siendo superado por el transporte.

Tras la intervención del Sr. Casado, las siguientes dos ponencias del encuentro, a cargo de Marta Hernáiz, investigadora de IK4-Tekniker, y de Mohamed Belkheir, técnico especialista de DOW Material Sciences (Bélgica), centraron sus ponencias en los fluidos portadores de calor de los sistemas de intercambio de calor. Por su parte, la Sra. Hernáiz compartió con los asistentes el potencial de los nanofluidos (fluidos con adiciones de nanopartículas) para este tipo de aplicaciones, por tratarse de “materiales de una estabilidad térmica ya contrastada y que aportan una mayor conductividad térmica que los fluidos convencionales”.

Por su parte, el Sr. Belkheir ofreció a los asistentes las claves para seleccionar los fluidos calorportadores adecuados para cada aplicación, indicando como criterios clave la temperatura de operación, la presión, el punto de congelación y bombeabilidad, en función de su viscosidad, la toxicidad, la inflamabilidad y el perfil medioambiental, la reactividad con otros fluidos del proceso, la compatibilidad con otros materiales y sus capacidades para transferir calor.

El investigador de MET-Modern E-Technologies (Lituania) Saulius Pakalka acercó a los asistentes soluciones industriales para la captura y el almacenamiento de energía para rangos de temperatura medios y altos mediante el uso de intercambiadores de calor de alto rendimiento, que incorporan a su vez un almacenamiento de la energía mediante PCMs (Phase Change Materials).

La siguiente ponencia, a cargo de Iñigo Ortega, investigador de CIC-Energigune, y Lucía Unamunzaga, coordinadora del área de medio ambiente y sostenibilidad de IK4-Azterlan, dio a conocer algunos de los avances realizados en el seno del Proyecto europeo RESLAG para revalorizar las escorias negras de acería en aplicaciones de acumulación de calor mediante la tecnología termoclina de lecho compacto.

Seguidamente, los representantes de Telur Geotermia y Agua S.A., Iñigo Arrizabalaga (director general), y Ane Sáinz-Trápaga (responsable de proyectos de geotermia), compartieron experiencias prácticas ligadas al aprovechamiento de calor residual en plantas industriales. Se presentaron casos reales de soluciones geotérmicas que han supuesto ahorros en consumo de energía en empresas como Pierburg S.A. y Bruss S.L., que a su vez redundaron en una mayor estabilidad en el proceso productivo. Se llevó a cabo un planteamiento realista de cómo el excedente de energía capturado del calor residual puede reaprovecharse, mediante estrategias de simbiosis con el entorno.

La jornada finalizó con la exposición de los investigadores de IK4-Azterlan Fernando Santos y David García quienes expusieron experiencias de monitorización y explotación inteligente de datos de plantas industriales relacionados con el uso eficiente de energía y el control de proceso. Los investigadores del centro tecnológico destacaron la importancia de “identificar y trabajar los datos relevantes del proceso” a través de algunas metodologías y herramientas avanzadas, compartiendo el caso real de una planta productiva.

Un marco de trabajo con unos contenidos de gran interés, que ha sido valorado muy positivamente por el conjunto de los asistentes.