Centro de Investigación Metalúrgica

  • 23 de abril de 2018

Exitosa finalización del proyecto europeo Slagstock, que confirma la viabilidad del uso de escorias de acería como material de almacenamiento para la industria termo-solar

El Centro de Investigación Metalúrgica IK4-AZTERLAN ha participado en este destacado proyecto dentro del séptimo programa marco europeo SOLAR-ERA.NET, de la mano de un importante consorcio internacional liderado por el CIC Energigune.

Las escorias de acería suponen uno de los residuos industriales más voluminosos. Solo en la Unión Europea, se generan anualmente 6,5 millones de toneladas y en Euskadi, donde la industria siderúrgica es una de las actividades más arraigadas, cerca de 300.000t son depositadas anualmente en vertedero.

Con el objetivo de mejorar los índices de recuperación de las escorias, el consorcio del proyecto Slagstock “Low-cost Sustainable Thermal Energy Storage Systems Made of Recycled Steel Industry Waste” ha centrado su investigación en diferentes modelos de transformación de este residuo en un nuevo campo de aplicación de alto valor añadido: el almacenamiento de energía térmica para la industria de concentración solar a través de la termoclina de lecho compacto.

Para conseguirlo, los agentes participantes en el proyecto han tenido que hacer frente a importantes retos como la transformación y síntesis de los nuevos materiales de almacenamiento energético base escorias, el diseño conceptual y la construcción de un sistema piloto de almacenamiento para su testeo y, finalmente, la caracterización de los materiales desde el punto de vista de las propiedades que gobiernan el comportamiento termo-físico de tales sistemas.

El Centro de Investigación Metalúrgica IK4-AZTERLAN se ha encargado de investigar distintos procesos de transformación de las escorias de acería en material de almacenamiento, utilizando como base las escorias generadas en la empresa ARCELORMITTAL. Asimismo, el centro tecnológico ha participado en las tareas de caracterización de dichos materiales en cuanto a las propiedades químicas, mecánicas y termofísicas más importantes para las operaciones de carga y descarga de calor, que aseguren su idoneidad y viabilidad para la aplicación perseguida.

Tras 4 años de investigación, el proyecto Slagstock ha llegado a su fin con una evaluación satisfactoria de la solución desarrollada, considerando que las escorias de acería son una fuente válida que reúne las propiedades y cualidades exigidas a los principales materiales de almacenamiento térmico utilizados en la actualidad.

El proyecto europeo Slagstock ha sido financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad de España a través del séptimo programa marco europeo SOLAR-ERA.NET. Liderado por el CIC ENERGIGUNE, ha contado con la participación de la Universidad FRIEDRICH ALEXANDER de Nuremberg, los centros de investigación IK4-AZTERLAN y PAUL SCHERRER INSTITUTE, junto con las empresas ARCELORMITTAL, NOVARGI y SAS TELLUS CERAM.

Slagstock slag recovery

Distintas formas (pebbles) del material almacenador de calor resultante de los diferentes procesos de transformación a los que se ha sometido la escoria de acería.