Centro de Investigación Metalúrgica

  • 27 de enero de 2015

IK4-AZTERLAN trabaja en la búsqueda de nuevas vías de valorización a los residuos siderometalúrgicos.

Las escorias negras de acería y las arenas de fundición suponen unas de las principales corrientes residuales de carácter industrial generadas en Euskadi. Un importante reto al que es necesario dar una respuesta avanzada, tanto desde el punto de vista técnico, como medioambiental (búsqueda de nuevos usos de alto valor añadido, en detrimento de su deposición en vertedero).

Si bien desde hace años se vienen utilizando parte de las escorias negras de acería en determinadas aplicaciones de la construcción (fundamentalmente como bases y sub-bases de carreteras), este proyecto abre una nueva línea de trabajo, orientada a su aprovechamiento en productos prefabricados de hormigón. 

Caso diferente es el de las arenas de fundición (arenas de moldeo), que hasta la fecha han tenido como principal destino el vertedero.
El interés creciente por hacer que el sector de la construcción evolucione de forma respetuosa con el medio ambiente, impulsa la puesta en marcha del proyecto ECOPAVIN, que cuenta a su vez con la participación de importantes empresas vascas de construcción. 

La incorporación de escorias negras de acería ha sido testada en sustitución a los áridos naturales, que mezclados con las arenas procedentes de determinados procesos de fundición, consiguen resistencias a la flexión y rotura altamente mejoradas, alcanzando valores un 50% superiores a los presentados por los hormigones convencionales, lo que supone una mejor durabilidad a largo plazo.

Los resultados iniciales del proyecto se pueden considerar como muy positivos, permitiendo ahondar en la gestión y en la valorización de estos residuos mediante alternativas más sostenibles.

Además de cerrar el ciclo de corrientes residuales consideradas como “prioritarias” de una manera más adecuada, el proyecto se orienta también a la introducción del último concepto surgido en sostenibilidad dentro del sector de la Construcción. La novedosa función de la reducción de la contaminación atmosférica mediante la absorción de óxidos de nitrógeno, que supone a su vez un valor añadido para este tipo de hormigones de última generación.