Centro de Investigación Metalúrgica

  • 21 de noviembre de 2017

IK4-AZTERLAN implementa capacidades en mecánica de la fractura para secciones heavy-duty

El consorcio formado por Forjas Iraeta Heavy Industry, Gonvarri Eólica, IK4-Lortek e IK4-AZTERLAN implementa nuevas capacidades para el cálculo de estructural en componentes de gran espesor en el proyecto FLANGEROUTE, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO) dentro del programa RETOS-COLABORACIÓN 2015 (Expediente RTC-2015-3720-3).

IK4-AZTERLAN cuenta ya con capacidad de ensayar espesores de acero hasta 120 mm a temperaturas que llegan a los -80ºC según los estándares internacionales de la mecánica de la fractura. Este desarrollo de sus capacidades de estudio experimental ha estado enmarcado en el Proyecto Flangeroute, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad a través del Programa Retos Colaboración 2015. El proyecto se ha centrado en la respuesta de aceros estructurales en un difícil equilibrio entre competitividad y seguridad.

La aplicación de los resultados obtenidos permite cuantificar en qué medida es posible ajustar la calidad del material de partida, incrementar el tamaño de los componentes y relajar los criterios de inspección y mantenimiento sin poner en riesgo la integridad de las estructuras. Todo ello está orientado a reducir los costes de sobredimensionamiento y mejorar la competitividad de los diseños.

Se trata de una respuesta a las demandas actuales en el campo de la ingeniería estructural, que implica combinar dos factores antagónicos: ligereza y resistencia. La ligereza está directamente relacionada con el coste de instalación, mientras que la resistencia tiene por objetivo garantizar la seguridad. Añadiendo la tendencia de algunos sectores al incremento de tamaño de las instalaciones, que favorece las condiciones necesarias para que se produzcan roturas frágiles, se tiene el caldo de cultivo perfecto para el desarrollo de la mecánica de la fractura.

El sector eólico es un claro ejemplo, ya que sus políticas de crecimiento en la potencia instalada de cada aerogenerador implican construir torres cada vez más altas, lo que conlleva elementos estructurales de mayor sección en la mismas. Otros beneficiados por la capacidad de investigar grandes secciones son los astilleros, las ingenierías de estructuras, las caldererías pesadas, la gran minería.